Noticias

    El Defensor del Pueblo de Santa Fe y Director de Relaciones Internacionales del…
8 de Marzo – Día Internacional de la MujerDía de reivindicación de Derechos    …
Trabajo realizado para la asignatura de Ética, Legislación y Profesión de la Facultad de Informática…
“LOS VECINOS DE LAS CIUDADES INUNDADAS DEL NORTE PROVINCIAL NOS PIDEN ROPA Y ABRIGO”, SOSTUVO…
Socio del ILO, Norberto Darcy, en calidad de candidato a ocupar el cargo de Defensor…
Ana Agostino y Omar Vera Castro exhibiendo el texto de los Convenios      …
Los pasados días 25, 26 y 27 de octubre se celebró el I° Congreso Internacional…
La Región Europea del IOI celebró su conferencia cuatrienal en Bruselas del 1 al 3…
El ILO adhiere a la Declaración aprobada en el Foro “Desafíos en la protección de…

El ILO reclama al gobierno de Venezuela que permita a la población acceder al Defensor del Puerblo

El Instituto Latinoamericano del Ombudsman – Defensor del Pueblo (ILO) exige al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, garantice el libre el libre acceso de la población a las oficinas del Defensor del Pueblo para asentar sus reclamos por hechos que, según se aprecian, constituyen verdaderas violaciones a los derechos humanos. Noticias recibidas por denuncias de ciudadanos y ciudadanas de ese país y por los medios de difusión, dan cuenta de que fuerzas de seguridad impidieron que hombres y mujeres que se dirigían a manifestar sus quejas ante el Defensor del Pueblo, fueran no sólo impedidas de hacerlo, sino también agredidas con violencia.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, estableció dentro de lo que denomina el Poder Ciudadano, a la Defensoría del Pueblo, cuya misión es «la promoción, defensa y vigilancia de los derechos y garantías establecidos en esta Constitución humanos y en los tratados internacionales sobre derechos humanos, además de los intereses  legítimos, colectivos o difusos de los ciudadanos y ciudadanas»

Impedir o entorpecer el libre acceso del pueblo a la Defensoría del Pueblo, constituye un hecho que al mismo tiempo de llamar la atención a la conciencia democrática, configura en sí misma, una verdadera violación a los derechos fundamentales que acredita la Constitución y el Derecho internacional.