Declaración de Cali

Reunida en la Ciudad de Santiago de Cali, Colombia, la Asamblea General del Instituto Latinoamericano del Ombudsman – Defensor del Pueblo (ILO), que por unanimidad de sus participantes se conocerá como Asamblea de Cali - Dr. Edgardo Bistoletti,  resuelve aprobar la siguiente DECLARACIÓN:

I. Que habiendo sido objeto central de estas jornadas destacar la significación de las Personerías y Comisiones y Defensorías locales de los derechos humanos, conforme a lo resuelto en la pasada Asamblea de Ciudad de México de 2013, el ILO valora como uno de sus primordiales compromisos apoyar y promover su desarrollo en el continente tanto en la escala regional, estadual, provincial o municipal, en la convicción de que el acercamiento de instituciones protectoras de derechos a la sociedad, amplía la posibilidad de la mejor defensa de los derechos de la población.

II. Que por esa razón  celebra la realización de este primer encuentro promovido por el ILO junto a la Federación Nacional de Personeros de Colombia (FENALPER) y la Personería de la ciudad de Santiago de Cali y expresa su reconocimiento y gratitud por la cálida recepción y el empeño puesto en alcanzar su éxito.

III. En este curso de acción, el ILO promoverá la realización de trabajos, estudios e investigaciones mediante congresos, conferencias, convenios  y seminarios en torno a las distintas expresiones autónomas de promoción y defensa de  derechos humanos a nivel local. En especial se abocará a las situaciones generadas en las grandes metrópolis del continente, dando continuidad a los acuerdos entre el ILO, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal de México, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y la Procuraduría de los Derechos del Ciudadano de la ciudad de San Pablo.

IV. Que en consideración a la complejidad de la situación de los derechos humanos de las personas migrantes, el ILO considera conveniente promover la creación de observatorios regionales para que se controle la debida protección de las personas que por diferentes motivos emigran, estimulando la participación de todas las Defensorías del Pueblo, Comisiones de Derechos Humanos, Personerías y Ombudsman para que contribuyan a su creación y funcionamiento.

V. Que la experiencia acumulada por la institución del Defensor del Pueblo, Ombudsman, Personero, Comisionados y Procuradores de derechos humanos, Defensor de los Habitantes, Defensor de los Vecinos, Defensor Ciudadano,  en América Latina y el Caribe, ha puesto de relieve la vigencia de su necesidad así como aspectos que exigen su consideración, investigación y estudio.

VI. Que en este sentido el ILO advierte que mientras la institución alcanzó altos grados de confiabilidad de la población en los territorios en los que ejerce su labor,  observa con preocupación que no ha sido instituido en la República de Chile y en la República Federativa del Brasil, con algunas excepciones en este último país.

VII. Que la Asamblea General del ILO exhorta a los poderes públicos de la República de Chile para que además de los significativos antecedentes a favor de la creación de la figura del Defensor del Pueblo -bajo la denominación que fuere- tomen en consideración la recomendación del Instituto Nacional de Derechos Humanos efectuada en sus informes desde 2010 y el apoyo del Instituto Internacional del Ombudsman y de la Federación Iberoamericana del Ombudsman, para su creación, en pos de  obtener un sistema integral de promoción y protección de los derechos humanos.  Asimismo celebra que la iniciativa forme parte nuevamente de la agenda política en Chile, y la mejor posibilidad de obtenerla, al haberse contemplado su creación en los programas de Gobierno de las dos principales coaliciones políticas y contarse con las mayorías parlamentarias suficientes.

VIII. Que a los fines de fortalecer institucionalmente a nuestras oficinas ombudsman en la región latinoamericana y del Caribe, el ILO promoverá la afiliación de ellas al Instituto Internacional del Ombudsman (IIO) con sede en Viena, de acuerdo a las pautas estatutarias establecidas por esa institución.

IX. Que en igual sentido estudiará la posibilidad de emprender trabajos conjuntos en temas específicos entre las instituciones latinoamericanas y los ombudsman del Caribe, para favorecer el mejor conocimiento recíproco y facilitar la integración en el trabajo.

X. Que respalda el proceso de paz que se está desarrollando en Colombia y, destacando el rol que vienen desempeñando las personerías locales en la tutela de los derechos humanos de las personas afectadas por los desplazamientos y otros efectos del conflicto armado, exhorta al gobierno de Colombia que respalde con recursos materiales suficientes sus presupuestos, acorde la gravedad y complejidad de las medidas que deben llevar adelante.

XI. Que en consideración a la necesidad de profundizar el estudio de la institución del Defensor del Pueblo, el ILO ratifica su compromiso de promover acuerdos con las universidades públicas y privadas con el objeto de crear espacios académicos con cursos, seminarios y cátedras especializadas con aquél propósito.

XII. Que tal como lo ha venido sosteniendo en anteriores pronunciamientos, el ILO promueve la creación de Defensorías de los Derechos Universitarios autónomas.

XIII. Que siendo el tema de la paz una de las grandes deudas pendientes de la humanidad con sus pueblos, ratifica una vez más, su compromiso de continuar apoyando el proceso de codificación del derecho a la paz como derecho humano sobre la base de las declaraciones de Luarca y las sucesivas de Barcelona, Bilbao y Santiago de Compostela.

XIV. Que continuará apoyando todas las iniciativas a favor de  incrementar la participación de las organizaciones de la sociedad civil no sólo para tener mayor incidencia en las políticas públicas sino también en la designación de los funcionarios cuya misión sea la de defender los derechos de las personas.

XV. Que los integrantes del ILO, comprometidos en la praxis de la defensa de los derechos humanos, advierten sobre la necesidad de aumentar los esfuerzos para encontrar vías a la consolidación de la paz,  la plena vigencia de la justicia social,  una vida sin discriminación de ningún tipo,  la plena posibilidad de alcanzar la realización humana, satisfaciendo las necesidades materiales y espirituales de todos los hombre y mujeres del continente, en el marco de las instituciones de la democracia, con gobiernos de gestión transparente y ajustados a las reglas constitucionales, exhortan a todas las instituciones públicas y privadas, a las escuelas, academias y universidades, a los tribunales de justicia, a la administración pública y a los parlamentos y a todos los habitantes en general, que contribuyan a dar nuevos bríos y fortaleza a la institución del  Defensor del Pueblo/Ombudsman/Personero/Comisionado/ Comisiones/ Procuradores /Defensor de los Habitantes/Defensor del Vecino, Síndicos, independientes de toda injerencia política o del poder que fuese, en la convicción que ésta institución es la más fiel y efectiva garantía para velar por esos altos valores de la dignidad humana.

Dado en la ciudad de Santiago de Cali, Colombia 15 días del mes agosto de 2014

 

Carlos R. Constenla. Presidente. Juan Domingo Milos Hurtado. Secretario General. Nilda Arduin. Cristina Ayoub Riche. Martha Beatriz Benedetto. Carlos Eduardo Bonicatto. Luis Bork Vega. Joaquín Bracho Dos Santos. María Bressa. Ricardo Cañón Prieto. Fernando Cisneros. Analía Isabel Colombo. Ramón Custodio López. Tomás Dadic. Guillermo de Rivas. Luis Garay. Roberto Garretón. Diana Giménez. Leticia González Flores. Raquel M. Hochman. Enrique Marcelo Honores. Leoncio Lara Sáenz. Alba Martijn. Gabriela Moffson. Ricardo Ariel Riva. Andrés Santamaría Garrido. Lynette Stephenson. Marcelo Javier Vairo. Jessica Raquel Valentini. Sebastián Vinagre

Fallecimiento del Dr. Edgardo J. Bistoletti

El Consejo Directivo del Instituto Latinoamericano del Ombudsman – Defensor del Pueblo (ILO) tiene el penoso deber de comunicar el fallecimiento de su distinguido socio Director de Relaciones Internacionales  Dr. Edgardo José Bistoletti.

El Dr. Bistoletti era también Defensor del Pueblo de la Provincia de Santa Fe e integraba el Consejo Directivo de La Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO) y de la Junta Regional de América Latina y el Caribe del Instituto Internacional del Ombudsman (IIO).

Después de haber ejercido su profesión de abogado, fue durante veinte años  Juez en lo Correccional en Rosario. En 2009 la legislatura santafecina lo designó Defensor del Pueblo de Santa Fe. Desde entonces hasta el momento de su fallecimiento –hace apenas 20 días se supo que estaba gravemente enfermo- hizo honor a la investidura que le confirió su provincia al designarlo para desempeñar tan relevante responsabilidad pública.

Siempre tuvo en claro que su labor como Defensor del Pueblo debía tener una proyección que guardara concordancia con el concepto de los derechos humanos, a cuya protección está orientada su misión; de allí que prontamente se comprometiera con todas  actividades que favorecieran el conocimiento, la promoción y el fortalecimiento de las defensorías del pueblo. Fue un activo integrante de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina que lo distinguió por tres períodos ininterrumpidos hasta el presente, como su representante en el seno de la FIO, de la que fue, en el período  2011 – 2013 uno de sus vice presidentes.

Integrado desde 2010 a nuestro Instituto, realizó un enorme trabajo en favor de su consolidación y engrandecimiento, al punto de ser designado su primer Director de Relaciones Internacionales. Al calor de esta responsabilidad trabajó intensamente en la concreción de los objetivos internacionales del ILO: ampliar las bases de participación de todos los defensores de la región en la FIO sin distinguir de escala ni rango, siempre que cumplieran estrictamente con los llamados Principios de París; acercamiento e integración de las defensorías del pueblo de América Latina al IIO; coordinación de trabajo y cooperación con los ombudsman del Caribe e integración de los personeros colombianos.

En todos estos compromisos el Dr. Bistoletti cumplió una tarea descollante de las que pueden dar el mejor testimonio la cantidad de personas que, desde el ámbito académico, profesional y de las defensorías del pueblo unieron sus esfuerzos al ILO para apoyar  y alcanzar sus objetivos fundacionales.

La desaparición de nuestro consocio, colega y amigo se produce en el momento en que su trabajo estaba en su punto más alto. Actividades académicas, cursos de capacitación para el personal de las defensorías del pueblo y de promoción en derechos humanos, seminarios y la organización de nuestra Asamblea anual programadas para el curso de este año en diferentes lugares de América Latina, dependían en buena medida de su trabajo y dedicación. Tendremos que hacer un gran esfuerzo para reemplazarlo.

Hombre de gran honestidad y sensibilidad humana, muchas veces  oculta por  la frontalidad de su carácter,  y una gran generosidad personal, nos deja un ejemplo y un vacío. Buen ser humano, buen padre de familia, buen amigo, hará que se sienta muy fuertemente su ausencia.

Para el ILO se desaparición más que una pérdida es una baja. De cualquier modo, haremos honor  a este legado que nos dejó para promover, prestigiar y robustecer la figura del Defensor del Pueblo.

Hacemos llegar a su querida familia y a todos sus colaboradores de la defensoría del pueblo de Santa Fe nuestras sentidas condolencias.

 

Buenos Aires, 20 de abril de 2014

 

 

 

Carlos R. Constenla
Presidente

 

Juan D. Milos Hurtado
Secretario General

 

Joaquín Bracho dos Santos
Secretario

 

 

 

Declaración de Ciudad de México

Reunida en la Ciudad de México la Asamblea General del Instituto Latinoamericano del Ombudsman – Defensor del Pueblo (ILO) por el voto unánime de sus participantes resuelve aprobar la siguiente DECLARACIÓN

I. Que la institución del Defensor del Pueblo con sus distintas denominaciones (ombudsman, comisionados, procuradores, defensor de los habitantes, defensor de los vecinos, defensor ciudadano, personero, comisiones de derechos humanos)  en América Latina y el Caribe con más de treinta y cinco años de experiencia se ha revelado como un eficaz instrumento de garantías para la real vigencia de los derechos fundamentales de las personas.

 

II. Que fiel a sus objetivos fundacionales, el ILO continuará promoviendo la creación de la institución en los términos de independencia y autonomía establecidos en los llamados Principios de París, aprobados por la Organización de las Naciones Unidas, en aquellos Estados de nuestra región que aún carecen de ella,  para defender y promover los derechos humanos y la cultura de la paz.  

 

III. Que en este sentido la Asamblea del ILO, exhorta a los poderes públicos de la República de Chile que además de los significativos antecedentes a favor de la creación de la figura del Defensor del Pueblo, bajo la denominación que fuera, tomen en consideración la recomendación del Instituto Nacional de Derechos Humanos efectuada en sus sucesivos informes desde 2010, para su creación, en pos de “la concreción de una red de instituciones públicas  cuyo fin sea promover, garantizar y proteger los derechos fundamentales y que permita el acceso a la justicia de toda persona y, en especial, de los grupos vulnerados”. Asimismo celebra que la iniciativa forme parte nuevamente de la agenda política en Chile, y la mejor posibilidad de obtenerla, al contemplarse su creación en los programas de Gobierno de las dos principales coaliciones políticas.

 

IV. Que habiendo promovido el ILO en la asamblea celebrada en Valparaíso, la incorporación de la Procuraduría Federal de los Derechos de los Ciudadanos del Brasil a la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO), celebra que el reciente congreso efectuado este mismo mes y año en la ciudad de San Juan de Puerto Rico así lo haya hecho, sin que esto signifique renunciar en modo alguno al propósito de continuar instando a los poderes constituidos en la República Federativa del Brasil, a establecer  un sistema de ouvidorías públicas autónomas y democráticas – con un Ouvidor General dotado de prerrogativas propias del Defensor del Pueblo latinoamericano, por fuera del Ministerio Público.

 

V. Que en igual sentido apoya y promueve la creación de defensorías locales: regionales, provinciales, estaduales y municipales, en la convicción de que el acercamiento de instituciones protectoras de derechos con la sociedad amplían la posibilidad de una mejor defensa de la población. En particular el ILO reconoce el papel que desempeñan las Personerías Municipales colombianas en la defensa y promoción de los derechos humanos de la República de Colombia y exhorta a los poderes públicos de ese Estado fortalecer institucionalmente tales instituciones.

 

VI. Que expresa su beneplácito y saluda la designación de la Dra. Zoila Martínez como primera Defensora del Pueblo de la República Dominicana.

 

VII. Que renueva su compromiso de continuar apoyando el proceso de codificación del derecho a la paz como derecho humano sobre la base de las declaraciones de Luarca y las sucesivas de Barcelona, Bilbao y Santiago.

 

VIII. Que el ILO reconoce en condición de Defensor del Pueblo/ Ombudsman, a todas las instituciones del sector público con mandatos independientes y elegidos conforme a las reglas indicadas en el punto II de la presente declaración.

 

IX. En ese sentido el ILO reitera que considera conveniente que las universidades e instituciones de educación superior de Latinoamérica, en el marco de la autonomía que les son propias, establezcan defensorías independientes especializadas en la defensa de los Derechos Universitarios, como instancias democráticas y elegidas con la participación de las comunidades universitarias, para la solución de conflictos derivados de la violación a los derechos humanos y universitarios. En especial saluda y desea que el proceso de creación de la Defensoría de los Derechos Universitarios de la Universidad Autónoma Metropolitana culmine exitosamente y en breve tiempo.

 

X. Que apoya el funcionamiento y desarrollo de las defensorías de niños, niñas y adolescentes, autónomas e independientes del poder político y, especialmente, las experiencias que se están desarrollando en las provincias de Córdoba, Misiones y Santa Fe en la República Argentina

 

XI. Que en consideración a la necesidad de profundizar el estudio de la institución del Defensor del Pueblo, el ILO continuará promoviendo acuerdos con las universidades públicas y privadas con el objeto de crear espacios académicos con cursos, seminarios y cátedras especializadas con aquél propósito.

 

XII. Que ratifica la Declaración de Mendoza del 29 de junio de 2007, sosteniendo que la pobreza, la exclusión social, la discriminación, el narcotráfico, la trata de persones con fines de explotación laboral y sexual y la corrupción, son los más graves problemas que afectan a nuestros pueblos, el ILO promoverá programas y acciones para el tratamiento de estos temas, para contribuir a su eliminación. A la vez que, convencidos que la ingente deuda  externa constituye una injusta carga social para el desarrollo de nuestros países y la plena vigencia de los derechos humanos,  respaldará las iniciativas dirigidas a llevar al conocimiento y decisión de los más altos organismos internacionales un pronunciamiento sobre la existencia real de esa deuda.

 

XIII. Que en los últimos años se observa de parte de la sociedad en su conjunto y en particular de los más jóvenes, un mayor grado de exigibilidad de sus derechos no siempre debidamente atendidos por parte del Estado, lo que plantea la imperiosa necesidad de observar el funcionamiento de las instituciones públicas y la necesaria remoción de obstáculos que impidan la participación y la inclusión social, tarea a la que los defensores del pueblo deberán prestar la mayor atención y favorecer su desarrollo.

 

XIV. Que en ese sentido se torna necesario incrementar la participación de las organizaciones de la sociedad civil no sólo para tener mayor incidencia en las políticas públicas sino también en la designación de los magistrados cuya misión sea la de defender los derechos de las personas.

 

XV. Que la efectiva vigencia de los derechos económicos sociales y culturales seguirán siendo en nuestra región el más alto desafío de nuestra institución para consolidar una sociedad más justa y más democrática.

 

XVI. Que en la seguridad de que la mayor parte de los hombres y mujeres de América Latina y del Caribe están comprometidos  con los valores de la paz, de la justicia, de la no discriminación, de la democracia y de la justicia social, el ILO los convoca a sumar voluntades para asegurar esos objetivos a través del fortalecimiento a la institución del Defensor del Pueblo, comisionados y procuradores de derechos humanos.

 

 

Dado en la Rectoría General de la Universidad Autónoma Metropolitana de la Ciudad de México a los 14 días del mes noviembre de 2013

 

 

 

Carlos R. Constenla – Presidente (Argentina). Román Duque Corredor  -Vicepresidente I (Venezuela). Salvador Vega y León – Vicepresidente II (México). Juan D. Milos Hurtado – Secretario General (Chile). Joaquín Bracho Dos Santos Secretario (Venezuela). Enrique Raúl Picasso - Tesorero (Argentina). José Luis Armendáriz González (México). Cristina Ayoub Riche (Brasil). Patricia Begne (México). Martha Benedetto (Argentina).Edgardo José Bistoletti (Argentina). Carlos Eduardo Bonicatto (Argentina), Luis Bork Vega (Chile). María Bressa (Argentina). Antonio Caputo (Italia) Fernando Cisneros (México). Analía Colombo (Argentina). Sebatian Cox (Chile). Norberto Darcy (Argentina). Álvaro Garcé (Uruguay) Heriberto García – García (México). Roberto Garretón (Chile). Leticia González Flores (México). Raquel Hochman (México). Leoncio Lara Sáenz (México). Carlos Manera (Argentina). Osvaldo Medina (Argentina) Gabriela Adriana Moffson (Argentina). Alejando Nató (Argentina). Rubens Pinto Lyra (Brasil). Fernando Rodríguez Herrera (Uruguay) Jorge Sansó de La Madrid (Argentina). Andrés Santamaría Garrido (Colombia). Emilio Srougo Allami (México). Marcelo Javier Vairo (Argentina) Jessica Raquel Valentini (Argentina) Sebastián Vinagre (Argentina). Mariano Andrés Vodanovich (Argentina). María Celeste Vouilloud (Argentina) Mariano Gustavo Yakimavicius (Argentina).